dialoga en Lima y en Loreto

Lo que queda luego de Gadafi

Publicado: 2011-10-29

A estas alturas todos hemos visto como termino la vida del dictador Gadafi. Derrotado y rogando por su vida, escondido en un hueco cual madriguera de comadreja  y tragándose el poco orgullo que le quedaba. La historia es conocida, el hombre que fue el héroe del pueblo, levantándose contra algún régimen abusivo o salvándole de una crisis, en algún momento se convierte en un déspota autoritario, aplica distintas reglas dependiendo de su conveniencia, condiciona a su pueblo a ser conformistas y se vuelve intolerante con quienes no comparten su forma de pensar y actuar al punto de querer exterminarlos cuando consideran que su 'dignidad' o 'imagen'  a sido dañada. En otras palabras gobiernan olvidándose de lo que combatió en algún momento. Al final cae en desgracia y termina mal (muerto o en la cárcel) en fin una historia que con seguridad seguiremos viendo más adelante.

El camino hacia la democracia en Libia y a su consolidación como república esta muy lejos de acabar. Derrocar al gobierno de Gadafi fue la parte más fácil, ahora viene lo difícil ¿quien gobierna? En la nueva escena de Libia existen varios grupos y todos quieren gobernar, aunque ahora parase que el nuevo gobierno se regirá por el islam, El triunfo de uno u otro y dependiendo de la campaña puede empezar a quebrar la unión en la que por ahora vive el pueblo libio.  Las elecciones, si es que las hay, serán el primer paso de una larga carrera que la gente de Libia tiene por delante.

Por otra parte es despreciable la forma en la que se llevo a cabo el 'ajusticiamiento' de parte de los rebeldes libios. Luego de capturarlo vivo y someterlo a una serie de burlas y humillaciones fue asesinado. Esto le podría traer un problema al nuevo gobierno libio, al aceptar y pedir a la OTAN se atenían al tratado de Ginebra según el cual Gadafi era prisionero de guerra y al ser capturado vivo debió ser juzgado. Aunque es poco probable que termine en una sanción efectiva hacia los culpables al final algunos rebeldes cometieron los mismos crimines que combatían. Desmereciendo su triunfo.


Escrito por

J


Publicado en